Ingrese su palabra clave para iniciar la búsqueda

post

Coronavirus puede significar que la automatización llegará antes de lo que pensábamos

Coronavirus puede significar que la automatización llegará antes de lo que pensábamos

Escrito por Vanessa Bates Ramírez.  Mar 19, 2020. Singularity University Hub.Traducido por Jorge Campos Montero. Universidad FUNDEPOS.

Estamos en medio de una emergencia de salud pública, y la vida tal como la conocemos se detiene. Los lugares a los que solemos ir están cerrados, los eventos que estábamos esperando se cancelan, y algunos de nosotros hemos perdido nuestros trabajos o tenemos perderlos pronto.

Pero aunque no lo parezca, hay algunas oportunidades de plata. Esta crisis está sacando lo peor en algunos (te estoy mirando, acaparadores de papel higiénico), pero el mejor en muchos. Los italianos en el encierro están cantando juntos, los españoles en el encierro están haciendo ejercicio juntos, un empresario hizo un respirador DIY y lo puso en YouTube, y voluntarios en Italia han impreso en 3D válvulas médicas para el tratamiento del virus a una fracción de su costo habitual.

De hecho, si quieres sentir que todavía hay esperanza para la humanidad en lugar de sentir que estamos a punto de caer y perdernos como especie, basta con mirar estos ejemplos, y estoy seguro de que hay muchos más por ahí. Hay mucha esperanza y oportunidad en esta crisis.

Peter Xing, orador y escritor principal sobre tecnologías emergentes y director asociado de iniciativas tecnológicas y de crecimiento en KPMG, estaría de acuerdo. Xing cree que la epidemia de coronavirus nos está presentando amplias oportunidades para una mayor automatización y entrega remota de bienes y servicios. “La ventaja en este momento es la plataforma floreciente del ecosistema de transformación digital”, dijo.

En una charla inspiradora en la cumbre virtual COVID-19 de la Universidad Singularity esta semana, Xing explicó cómo el brote está acelerando nuestra transición a una sociedad altamente automatizada, y pintó un cuadro de cómo puede ser el futuro.

Confrontando la escasez

Probablemente ya los hayas visto, los estantes vacíos de tu tienda local de comestibles. Ya sea que estuviera en el pasillo de artículos de papel, en la sección de alimentos congelados o en el área de productos frescos, estaba claro que algo estaba mal; los estantes estaban vacíos. Uno de los artículos más inexplicables que la gente ha estado comprando a granel es el papel higiénico.

Xing describió esta escasez de papel higiénico como un dilema de prisioneros, señalando que tenemos un problema de escasez en este momento en términos de nuestra mentalidad, no en términos de escasez real de suministro. “Es el dilema de un prisionero en que todos somos prisioneros en nuestros hogares en este momento, y podemos acumular o no acaparar, y los resultados dependen de cómo colaboramos entre nosotros”, dijo.

Xing hizo referencia a un artículo de CNN sobre por qué el papel higiénico, de todas las cosas, es uno de los artículos que la gente ha estado comprando más por pánico (yo, también, he estado completamente desconcertado por este fenómeno). Pero tal vez habría menos pánico si supiéramos más sobre los métodos de producción y la cadena de suministro involucrados en la fabricación de papel higiénico. Resulta que es un proceso altamente automatizado y requiere muy pocas personas (aunque requiere unos 27.000 árboles al día, ¡así que deja de comprarlo a granel! ¡Deténgase!).

La limitación de la cadena de suministro aquí está en la materia prima; ciertamente no podemos seguir talando tantos árboles al día para siempre. Pero, algo irónico es que, gracias a la automatización, el papel higiénico no es algo que las tiendas van a dejar de recibir pronto.

Automatización para todos

Ahora, tenemos una razón para aplicar este nivel de automatización casi todo. Aunque nuestra situación actual puede obligarnos a usar más robots y sistemas automatizados antes de lo que habíamos planeado, terminará ahorrándonos dinero y creando oportunidades, cree Xing. Citó los restaurantes rápidos (Chipotle, Panera, etc.) como un excelente ejemplo.

Actualmente, las personas en los Estados Unidos gastan mucho más para comer en casa que lo que cuesta comer en restaurantes rápidos, si se tiene en cuenta el costo de la comida que estamos preparando, más el valor del tiempo que gastamos en cocinar, comprar alimentos y limpiar después de las comidas. Según una investigación de la firma de gestión de inversiones ARK Invest, tener en cuenta todos estos costos hace que el costo de los alimentos cocinados en casa sea de aproximadamente $12 por comida.

Eso es lo mismo que, o más que, el costo de tomar un burrito o un sándwich en un lugar de comidas rápidas. A medida que se automaticen más tareas repetitivas y de mano de obra poco calificada involucradas en la preparación de comidas informales rápidas, su costo bajará aún más, lo que nos dará más incentivos para renunciar a la cocina casera. (Pero, vale la pena señalar que estas cifras no tienen en cuenta que comer en casa es, en la mayoría de los casos, mejor para usted, ya que es menos probable que llene sus alimentos con azúcar, aceite, o varios otros ingredientes que mejoran el sabor, pero que destruyen la salud, además, hay aquellos de nosotros que obtenemos una cantidad casi incomparable de alegría por preparar y luego saborear una comida casera).

Ahora que se supone que no debemos tocarnos entre nosotros o tocar algo que alguien más haya tocado, pero todavía necesitamos comer, automatizar la preparación de alimentos suena atractivo (y tal vez necesario). Múltiples servicios de entrega de alimentos ya han implementado una opción de entrega sin contacto, donde los clientes pueden elegir que sus alimentos se queden en su puerta.

Además de las oportunidades para la automatización en los restaurantes, “Esta es una oportunidad para que la automatización ocurra en la última milla”, dijo Xing. Los drones de entrega, los robots y los camiones y furgonetas autónomos podrían desempeñar un papel. De hecho, el uso de drones de reparto ha aumentado en China desde el brote.

Hablando de entregas, los robots de servicio han aumentado constantemente en número en Amazon; a finales de 2019, la compañía empleó a unos 650.000 humanos y 200.000 robots, y los costos han bajado a medida que los robots han subido.

La investigación de ARK Invest predice que la automatización podría agregar $800 mil millones al PIB de Estados Unidos en los próximos 5 años y $12 trillones durante los próximos 15 años. En esta trayectoria, el PIB terminaría siendo un 40 por ciento más alto con la automatización que sin él.

¿Automatizarnos nosotros?

Todo esto está bien, pero ¿qué significan estos números y porcentajes para el consumidor, trabajador o ciudadano promedio?

“Los beneficios de la automatización no se transmiten al ciudadano promedio”, dijo Xing. “Van a los accionistas de las empresas creando la automatización”. Aquí es donde entran en práctica políticas como la renta básica universal y la atención sanitaria universal; en un futuro no muy lejano, podemos ver más movimiento hacia medidas como estas (dependiendo de cómo vayan las elecciones) que difundan el beneficio de la automatización en lugar de concentrarla en unas pocas manos.

Mientras tanto, sin embargo, algunas personas se están beneficiando de la automatización de maneras que tal vez no se esperaban. Estamos en medio de lo que probablemente sea el mayor experimento de trabajo remoto en la historia de Estados Unidos, por no hablar del aprendizaje remoto. Las herramientas que nos permiten comunicarnos digitalmente y colaborar, como Slack, Zoom, Dropbox y Gsuite, están permitiendo el trabajo remoto de una manera que no habría sido posible hace 20 o incluso 10 años.

Además, dijo Xing, herramientas como DataRobot y H2O.ai están democratizando la inteligencia artificial al permitir que casi cualquier persona, no sólo los científicos de datos o los ingenieros informáticos, ejecuten algoritmos de aprendizaje automático. La gente está codificando los pasos en sus propios procesos de trabajo repetitivos y haciendo que sus computadoras se hagan cargo de las tareas para ellos.

A medida que la impresión 3D se vuelve más barata y accesible, también se está adoptando más ampliamente, y la gente está encontrando más aplicaciones (ejemplo: los italianos mencionados anteriormente que descubrieron cómo imprimir a bajo precio una válvula médica para el tratamiento del coronavirus).

Nosotros

Este movimiento hacia una sociedad más automatizada tiene algunos aspectos positivos: nos ayudará a mantenernos saludables en tiempos como el presente, reducirá el costo de los bienes y servicios, y aumentará nuestro PIB a largo plazo. Pero al apoyarnos en la automatización, ¿habilitaremos un futuro que nos mantenga más alejados física, psicológica y emocionalmente el uno del otro?

Estamos en una crisis, y los tiempos desesperados exigen medidas desesperadas. Nos refugiamos, practicamos el distanciamiento social y tratamos de no tocarnos. Y para la mayoría de nosotros, esto es realmente desagradable y difícil. No podemos esperar a que termine.

Para bien o para mal, esta pandemia probablemente nos hará seguir el ritmo de nuestro camino hacia la automatización, en muchos sectores y procesos. Las soluciones que las personas implementan durante esta crisis no desaparecerán cuando las cosas vuelvan a la normalidad (y, dependiendo de con quién hables, es posible que nunca lo hagan realmente).

Pero asegurémonos de recordar algo. Incluso una vez que los robots están haciendo nuestra comida y los drones lo están entregando, y nuestros ordenadores están haciendo entradas de datos y respuestas por correo electrónico en nuestro nombre, y todos tenemos impresoras 3D para hacer lo que queramos en casa, todavía vamos a ser humanos. Y a los humanos les gusta estar cerca el uno del otro. Nos gusta ver las caras de los demás, escuchar las voces de los demás y sentir el toque del otro, en persona, no en una pantalla o en una aplicación.

Ninguna cantidad de automatización va a cambiar eso, y más allá de reducir los costos o aumentar el PIB, nuestra mayor y más crucial responsabilidad siempre será cuidarnos unos a otros.